La acupuntura es una técnica practicada dentro de la medicina tradicional china y cuya fecha exacta de aparición no se puede determinar con precisión.

El método utilizado es la inserción de unas agujas especiales en determinados puntos del cuerpo que activan la circulación de la fuerza vital o Chi, desobstaculizando los bloqueos que producen los desequilibrios o las patologías.

Su origen resulta de la filosofía del Tao, y su propósito inicial era devolver a la persona la conexión consigo misma, una conexión que entienden obstruida cuando el organismo expresa algún síntoma o enfermedad tanto en el cuerpo físico, como a nivel emocional o mental.

La enfermedad o el desequilibrio en cualquiera de estos niveles era entendido como una desviación del tao personal de cada individuo. La persona dejaba de estar en contacto con su “camino” o “destino”, lo cual se expresaba en el cuerpo como el indicio de que algo no iba bien.

La acupuntura está basada en la filosofía del Tao, un punto de vista totalmente diferente al punto de vista científico occidental desde el que se enfoca la salud y la enfermedad en nuestra sociedad.

Su visión acerca del ser humano es más completa, pues considera que el ser humano no es únicamente un cuerpo físico, si no que la vida que lo habita es igualmente importante. Por esta razón, su esfuerzo está en entender cómo funciona esta fuerza vital que es la que gobierna nuestros órganos físicos, nuestro sistema emocional y nuestra actitud mental.

 

Esta fuerza vital, denominada Chi, es con lo que se trabaja en acupuntura. La interacción a través de las agujas, impulsa, apacigua, fluidifica o fortalece esta energía en puntos específicos de nuestro cuerpo, que están relacionados con los desequilibrios que cada persona presenta en cada caso.

 

Al no tratarse de elementos químicos, el tratamiento de acupuntura no perjudica los tejidos corporales, no intoxica los órganos, ni produce efectos secundarios en ese sentido. Sin embargo, es importante que el acupuntor sea un buen profesional con maestría en sus conocimientos para que el tratamiento no pueda ser perjudicial en ningún sentido.

La acupuntura es una herramienta válida y segura de curar y ayudar a las personas a encontrar el equilibrio y la salud en sus vidas.

Además, aprender acupuntura implica entender una nueva filosofía que te aporta unas herramientas válidas para conocerte a ti mismo, conocer el mundo en el que vives y encontrar la razón por la que estás aquí.

Aprendes conceptos y puntos de vista que te enriquecen a nivel personal y te ayudan en tu crecimiento y evolución individual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una buena experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR